A propósito de un siglo

Este 7 de noviembre se cumplió un siglo de la Revolución de Octubre, Bolchevique, la conquista del Estado por el poder soviético, la gesta heroica del pueblo ruso y su Partido Comunista dirigido por Vladimir Illich Lenin, es decir, el acontecimiento más grande y valioso del siglo XX, por sus aportes, sus contribuciones, y por sus victorias, en lo social, lo político, lo económico, lo militar, lo tecnológico y muchos elementos más, que significaron un gigantesco paso adelante para la humanidad en su conjunto.

El Octubre Rojo (conocido así porque de acuerdo al calendario juliano utilizado en la Rusia ortodoxa las acciones se desarrollaron el 25 de octubre, pese a que en Occidente la fecha de acuerdo al calendario gregoriano fue el 7 de noviembre) tuvo como resultado la conformación del primer Estado proletario de la historia, la primera acción exitosa y mantenida en el tiempo (La Comuna de Paris en 1871 fue el primer ensayo) de toma del poder por parte de la clase obrera, apoyada por el campesinado.

Para muchos este acontecimiento marca el trazo fundamental, de lo que será el debate y la lucha histórica en la cual se involucrará toda la humanidad durante el siglo XX y lo que va del XXI, la lucha entre el capitalismo en su fase imperialista, contra las clases oprimidas y explotadas por el mismo, las cuales buscan la liberación y justicia social.

En este orden, para tener una idea clara acerca de la significación histórica de este hecho revolucionario, basta decir que la derrota del nazi-fascismo, el derrumbe del sistema colonial decimonónico, la construcción de otras experiencias socialistas (China, Vietnam, Cuba, Corea, Yugoslavia, etc.), las concesiones de la burguesía al potente movimiento obrero europeo mediante fuertes Estados de Bienestar, son sólo algunos de los elementos de trascendental importancia que fueron posibles gracias al influjo de las conquistas y la fortaleza del Estado Soviético.

Por esta razón, cuando hoy las venezolanas y los venezolanos luchamos día a día para consolidar y profundizar las conquistas de la Revolución Bolivariana, debemos recordar estos hechos gloriosos, para seguir el ejemplo de un pueblo y un partido, que en medio de una coyuntura sumamente compleja y dramática, como era la situación rusa durante el retiro de la I Guerra Mundial, supo aprovechar bajo la brillante y audaz conducción de Lenin, la oportunidad para derrotar y derribar el poderoso régimen opresor del zarismo y de la burguesía nacional subordinada al imperialismo, para así iniciar el primer camino transitado al socialismo.

Seguir este ejemplo, es valorar esta gesta llena de heroísmo, es aprender de los aciertos y de los errores cometidos durante esa hermosa experiencia que fue la existencia de URSS por más de 70 años. Pero sobre todo, lo que más debemos de tomar en cuenta para ser vigilantes y participes en la construcción, en la profundización de los cambios que se están llevando a cabo en nuestro país, es que los procesos revolucionarios pueden ser reversibles, el futuro no es un ente metafísico predeterminado, es una construcción histórica en el fragor de la lucha de clases, estemos pendientes de esto, para salir victoriosos en este combate por la vida.

 

• Lea también:

Luis R. Delgado J.

Luis R. Delgado J.

Profesor Agregado de la Universidad de Carabobo, con Maestría en Historia de Venezuela. Director Académico del Centro de Altos Estudios del Desarrollo y las Economías Emergentes (Cedees). Investigador en diversas áreas de las Ciencias Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *