Citgo mantiene silencio ante cambios del Presidente Maduro

El Presidente Nicolás Maduro ordenó la reestructuración de Citgo Petroleum Corporation, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) que está residenciada en Houston, Texas, Estados Unidos (EEUU), y nombró a Asdrúbal Chávez como presidente de la compañía el 22 de noviembre, luego de que la Fiscalía General de la República ordenara a los cuerpos de seguridad del Estado la detención preventiva del entonces presidente de Citgo, José Ángel Pereira Ruimwyk, y cinco vicepresidentes por la presunta comisión de los delitos de peculado doloso propio, concierto de funcionario público con contratista, legitimación de capitales y asociación para delinquir.

Cuatro días después, el Presidente Maduro ordenó también la reestructuración de PDVSA y nombró a Manuel Quevedo, presidente de la estatal petrolera y ministro de Petróleo.

Sin embargo, nada de esto es noticia para la página en Internet de Citgo. Ni siquiera los nuevos cargos anunciados por el Presidente de la República merecen una pequeña nota. La más importante o reciente en el portal es del 11 de octubre de este año  (ver gráfica principal tomada el 27/11/2017 a las 11:30 am).

Tampoco hay reseña de prensa de los contratos con Frontier Group Management LTD y Apollo Global Management LLC, por lo que el silencio ha sido el cómplice de esta infiltración y “traición a la Patria”, como lo denominó el presidente Maduro.

“Cuando llegó el Sebin, por órdenes de la Fiscalía, a capturar a esta junta directiva acusada por corrupción, uno de los procesados nacido en Falcón dijo que no lo podían detener porque es ciudadano estadounidense”, relató el presidente Maduro el 21 de noviembre, horas después de que el fiscal general Tarek William Saab rindiera un informe pormenorizado del caso en rueda de prensa.


La Fiscalía General de la República que instaló la Asamblea Nacional Constituyente en agosto ha hecho el trabajo de investigar y presentar los casos de corrupción ante la justicia venezolana. El más reciente es la investigación solicitada por el presidente Maduro por presuntos hechos irregulares que ocurrían en Citgo.

Destacan dos hechos punibles: el primero, suscribir contratos por el orden de los USD 4.000 millones (que representa en este momento un 40% de nuestra reserva internacional) para el refinanciamiento de los programas de deuda 2014 y 2015, bajo condiciones desfavorables para la industria; y el segundo, colocar en garantía a la empresa comprometiendo el patrimonio de la República sin informar a la máxima instancia del país como lo establece la legislación venezolana.

El Presidente Maduro sostuvo que existen unos infiltrados que “se ponen una camisa rojita, pero por dentro están podridos. Pido el apoyo de los trabajadores de PDVSA en esta batalla contra la corrupción y la traición”.

El ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, señaló que los detenidos “fungieron como espías a los intereses norteamericanos a cambio de unos dólares”, puesto que recibieron comisiones en moneda estadounidense, depositados en bancos suizos, por favorecer la contratación de las empresas de estadounidenses Frontier Group Management LTD y Apollo Global Management LLC.

Estas acciones de corrupción se realizaron cuando el gobierno estadounidense aceleró el cerco financiero contra Venezuela promovido por la derecha venezolana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *