La lucha irreductible

El mes de enero es el mes aniversario de la gloriosa revolución cubana, por lo cual es un momento de celebración para los pueblos oprimidos de la Tierra, fundamentalmente de Nuestra América, quienes ven en la Cuba socialista un ejemplo de internacionalismo y de lucha antiimperialista, por la construcción de un mundo mejor y solidario, sin excluidos ni pobres, tal cual como lo estamos tratando de construir en estas latitudes a través de la Revolución Bolivariana.

En este sentido el 1 de enero de 1959, Fidel al frente de los valientes comandantes guerrilleros, el Che, Camilo, Raúl, y muchos héroes más, siempre actuando junto a las masas populares de obreros, campesinos y estudiantes, lograron el triunfo sobre  la dictadura batistiana, alcanzándose así la primera independencia plena de nación alguna en el continente latinoamericano, hazaña que abrió camino, a la construcción del primer Estado socialista del hemisferio occidental.

La Revolución Cubana es sin lugar a dudas el acontecimiento histórico más importante de la historia latino-caribeña.  Cuba es el único país del continente liberado de las cadenas del Imperialismo, aunque haya muchos cretinos que piensen que este continente es libre desde inicios del siglo XIX. Cuba es el único país del Hemisferio Occidental en haber iniciado y desarrollado un proyecto histórico de carácter socialista en el sentido fuerte del término (un proyecto anticapitalista ajeno a todo reformismo socialdemócrata). Cuba ha sido el único país que posterior al derrumbe del Socialismo Europeo Oriental y la URSS ha mantenido con mayor coherencia y consecuencia los principios del socialismo revolucionario (lo ocurrido con los socialismos asiáticos debe discutirse a profundidad). Por lo tanto, Cuba fue el principal faro guía de esperanza de los pueblos latinoamericanos y del mundo durante la noche de la hegemonía neoliberal de los 90. Tan sólo estos detalles bastan para conmemorar con alegría esta fecha aniversaria.

Pero para lo venezolanos y venezolanas, y sobre todo los revolucionarios y revolucionarias, Cuba ha sido el principal ejemplo a seguir en la construcción de nuestro Proyecto Bolivariano, antiimperialista y desde hace dos años con una orientación socialista definida.

Cuba para el mundo es sinónimo de solidaridad internacionalista incondicional, capaz de brindar con escasos recursos, titánicas ayudas y contribuciones que ninguna potencia se ha atrevido a dar. Para no ir muy lejos, Venezuela vive lo que vive hoy en buena medida gracias a los miles de cubanos que con mucho esfuerzo atienden a nuestras poblaciones más pobres por medio de las misiones sociales, impulsadas por nuestra revolución. Por otro lado, Cuba es ejemplo de temple revolucionario frente al imperio más poderoso que ha existido sobre la faz de la Tierra, el cual no ha podido derribarla pese a intervenciones militares, terrorismo y el genocida bloqueo económico.

Por esta razón, enviamos un fraterno saludo de cumpleaños, al pueblo que tomando el cielo por asalto, ha sabido brindar lo mejor de sí por la construcción de la Patria Grande Socialista.

¡VIVA CUBA SOCIALISTA! ¡VIVA FIDEL!

• Lea también:

Luis R. Delgado J.

Luis R. Delgado J.

Profesor Agregado de la Universidad de Carabobo, con Maestría en Historia de Venezuela. Director Académico del Centro de Altos Estudios del Desarrollo y las Economías Emergentes (Cedees). Investigador en diversas áreas de las Ciencias Sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *